Tú marca más que un logo

Sabemos que existe una gran relación entre el logotipo y la marca. Sin duda, una no es menos importante que la otra, pero me atrevo afirmar que existen entre ambas diferencias abismales.

imagen-para-articulo

Primeramente, un logotipo se compone de figuras, letras y símbolos para diferenciar un producto, un servicio, una empresa de todo lo que lo rodea. Este es visible y en algunas ocasiones hasta tangible. Sin embargo, una marca va más allá de todo lo anterior. Para mí, esta última es la que habita en la mente de las personas y busca constantemente conquistar sus corazones.

Cheryl Swason fundadora de Toniq, agencia dedicada a construir marcas, afirma que “una marca es un producto con una historia atractiva, que ofrece cualidades quintaesénciales para las que el cliente cree que no hay ningún sustituto en lo absoluto. Las marcas nos cuentan historias sobre nuestro lugar en la cultura, sobre quiénes somos y donde hemos estado. También nos ayudan a descubrir hacia dónde vamos”. Sin duda alguna, no podría definir mejor lo que hace o significa una marca.

Ahora bien, a partir de estos conceptos surgen varias dudas, por ejemplo ¿cómo puedo construir una marca? ¿Cuáles deben ser los pasos a seguir? ¿En que estoy fallando como marca cuando llevo tanto tiempo con mi empresa?

En primera medida, me gustaría empezar por decir que las marcas tienen que evolucionar constantemente, darse cuenta que las reglas del juego están dadas por el usuario. Una marca no puede ser estática, creída, ajena al sentimiento y la emotividad; estas hoy en día no pueden ser indiferente a la sorpresa y caer en el pecado de la monotonía, como lo he dicho en otras ocasiones, hay que dejar a un lado de una vez por todas el ego corporativo y enfocarse más en las personas, en sus problemas y en lo que le puedes resolver como marca.

En segunda medida, ¿cómo estas analizando a tu público objetivo? ¿Cómo lo segmentas? No es un grave error si aún te basas en la práctica del mercadeo tradicional que se enfocaba en el producto, pero afortunadamente si es así, nos damos cuenta que como marca te encuentras estático en el tiempo y es el momento adecuado para empezar a moverte.
Como tercera medida, mi recomendación seria que describieras a tu cliente, a tu usuario como una sola persona en lo posible ponle un nombre, créale un perfil, en esa anotación coloca sus gustos, sus roles, su pasatiempo favorito, qué profesión tiene o qué estudia, a qué le teme y qué le apasiona; no temas en describir hasta sus rasgos físicos, coloca si tiene hermanos, novia (O), esposa (O) si es soltero, qué tecnología usa, qué sitios frecuenta; en fin, trata de describir en lo que más puedas detalladamente sus cualidades, virtudes y defectos.

Como resultado de este nuevo ejercicio de “segmentación” que para mí es más como un identificador de insigths o verdades absolutas que esconde tu usuario, encontraras varios puntos importantes, una de esos es el tono de comunicación y la manera de hacerlo. Todo esto te ayudará a construir el mensaje perfecto y a emitirlo oportunamente. Tu mensaje estará tan lleno de vida que en lo mínimo parecerá publicidad, haciendo que tu perfil objetivo se identifique con tu marca de una forma contundente, es en este momento cuando dejas de vender productos o servicios y empiezas a enamorar a tus usuarios con tu marca.

Precisamente es aquí donde debes ser coherente con tu marca y tu perfil objetivo. Para lograrlo debes tener unos valores de marcas bien definido, generando así con tus usuarios vínculos sentimentales, emocionales y afectivos.
Pero, ¿cómo así valores de marca? ¿Cómo logro eso? Específicamente hoy día, el consumidor te buscará si como marca eres adaptable a las épocas, a las personalidades, costumbres y cultura. Además, si como marca eres simple, es decir, como en la actualidad vivimos en un mundo acelerado y lleno de situaciones complejas, tu marca debes estar ahí para darle una mano y resolverle la vida, generándole valor.

Tu perfil objetivo se identificará contigo si eres una marca coherente; coherente con la promesa básica que ofreces, coherente con tus mensajes, coherente con los medios de comunicación que utilizas, recuerda que no debe existir diferencia entre lo que comunicas a través de medios digitales o tradicionales; asimismo, la comunicación organizacional debe ser transversal y manejar un mismo lenguaje en todos los departamentos que componen tu compañía. En lo posible, tu marca debe tener una personalidad bien definida.

Es importante que asumas riesgos. Atrévete a salir de lo monótono y aburrido, independientemente de cual sea tu servicio ¡arriésgate! Da algo nuevo. ¡Sorprende! En buena manera tu consumidor te lo agradecerá y tú lo veras reflejado en números “dinero”.

Tu marca siempre debe basarse en la diferenciación. Pregúntate todos los días ¿cuántas empresas ofrecen el mismo producto o servicio que yo ofrezco? ¿Qué estoy haciendo para diferenciarme del resto? Piensa que tus usuarios son tus seguidores y están ahí esperando algo más de tu marca, ellos quieren seguir caminando de la mano contigo y sentirse orgullosos por la marca que los representa.

De esta manera y para terminar sé trasparente, genera empatía y humaniza como marca. El usuario quiere hablar de tú a tú, déjalo que proponga, aprende de él, escúchalo, tu cliente está cansado de las exageradas formalidades, de lo súper corporativo, de las grandes industrias, tu usuario se cansó; te coloco un caso que es muy apropiado como ejemplo: están los Call Center, quienes se toman más de una hora para resolverte alguna situación, peor aun los que te pasan de departamento en departamento. Hoy tu público quiere hablar contigo directamente, quiere sentir que su marca puede ser una persona igual a él, así que en lo posible busca constantemente conquistar su corazón.

Recuerda que la marca es mucho más que un logo. Empieza a construir la tuya basada en valores, dándole importancia a qué es lo que motiva a tu usuario o consumidor. Cuando esto pase, tendrás claro el mensaje de tu marca para que tu usuario lo interprete de la mejor manera.

saulo-perfil-jpg-para-blog

Saulo Torres Coelho / Jefe De Cuentas y Director Creativo. Escríbeme s.coelho@belpgroup.com

Comparte en tus Redes Sociales

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *